a
Floating Item

NICARAGUA

Address:  Santo Domingo, Managua
Email: mrojas@inspire-edutech.com
Phone: +505 8780 9421

COSTA RICA

Address: Escazú, San José
Email: info@inspire-edutech.com
Phone: +506 8825 8701

Mindfulness para Docentes

La práctica docente tiene un impacto importante en la salud mental, la enseñanza es considerada una de las ocupaciones más estresantes en Estados Unidos, y el estrés emocional y la mala gestión de las emociones se identifican constantemente como las principales razones por las que los docentes abandonan su profesión.  (Leigh McLean, 2015).  Según (CEUPE, 2020) el síndrome del burnout es una de las principales razones de deserción entre la población docente. Es evidente el nivel de estrés malo o distrés que muchos llegan a sufrir, y no es para menos, los docentes tienen que lidiar no solamente con sus estudiantes que ya de por sí es una tarea compleja, sino también con los padres de familia, las cargas burocráticas y administrativas de las instituciones donde laboran, los planes de lección, las evaluaciones y velar por el cumplimiento de lo establecido en el currículo escolar. Si a todo esto le agregamos la carga laboral que ha suscitado la situación mundial con el Covid-19 pues tenemos una bomba de tiempo que puede explotar en cualquier momento. 

Estas situaciones por supuesto pueden causar en las personas estrés malo o distrés, cuando hablamos de distrés, estamos hablando de aquellas personas que presentan un dolor o sufrimiento emocional, social, espiritual o físico que puede llevarles a sentirse tristes, asustadas, deprimidas, ansiosas o solas. Las personas que presentan este tipo de estrés también pueden sentir que no pueden manejar o hacer frente a los cambios causados por las actividades normales de la vida. (Institute, 2021) 

La situación actual de pandemia que estamos atravesando ha forzado a los docentes a reinventarse en muchas áreas, a utilizar la tecnología de maneras que quizás nunca lo habían hecho antes, a planificar sobre una metodología virtual sobre la cual no tenían experiencia, y a aprender una serie de tecnologías, aplicaciones y dinámicas para poder llevar adelante los procesos educativos y en un tiempo muy corto. 

Se ha evidenciado una carga laboral de al menos el doble de lo que estaban acostumbrados a trabajar en promedio, ha sido notorio también la crítica constante por parte de algunos padres de familia que simplemente no entienden la realidad de la situación que estamos viviendo y que sí es posible tener una educación de calidad en este formato de educación virtual o en línea. 

Aparte de todo esto, muchos docentes tienen que lidiar de igual manera con sus hijos y familia, o sea, muchos docentes que se han visto forzados a educar en línea todo el día ahora también tienen que atender y apoyar a sus hijos en la casa, que de similar manera están recibiendo una educación virtual. Según (Delgado, 2020) la dinámica de la pandemia ha llevado a los docentes a tener que ser mucho más flexibles y a estar más disponibles para atender las diferentes consultas de estudiantes y padres de familia, en alguna medida su intimidad y vida privada se ha visto comprometida seriamente. 

La situación es realmente alarmante, según (Steindhardt, 2011) el síndrome de burnout y distrés es tan alto que está amenazando seriamente la calidad educativa y por supuesto el rendimiento escolar de los estudiantes. Es, por lo tanto, imprescindible hacer un alto en el camino y brindar el apoyo necesario a los docentes para que puedan seguir adelante en esta profesión de una manera óptima y satisfactoria, de no hacerlo, se perjudica mucho su salud y por supuesto los estudiantes se verían también afectados negativamente, ya que sin duda alguna pueden percibir cuando sus profesores no tienen estados anímicos adecuados. 

Según (Clemente Franco, 2010) la docencia es una de las profesiones a nivel mundial que es más impactada por problemas psicológicos y existen muchos docentes experimentando niveles altos de distrés a causa de los requerimientos laborales que esta profesión conlleva. Esta situación se ha visto adolecida por altos niveles de ansiedad, depresión y baja autoestima. Incluso se evidencia que ha llegado al punto de afectar negativamente el desempeño laboral. 

De acuerdo con (Napoli, 2004) a los docentes se les exige que enseñen o que lleven adelante su profesión aun sin contar con las herramientas necesarias para manejar los retos emocionales de los estudiantes, más aún, evidencia la urgencia de poner la atención en lo que los docentes han estado experimentando al cambiar su rol paulatinamente en las últimas décadas, de un rol que era considerado más cognitivo o conceptual a un rol donde se espera que ayuden a sus estudiantes emocionalmente. 

Si entendemos que el recurso más importante que se tienen en una institución educativa para llevar adelante una educación de calidad son precisamente los docentes podemos inferir que un mal desempeño causado por estos altos niveles de ansiedad o inclusive depresión va a afectar de una manera negativa el rendimiento académico de los estudiantes, trayendo abajo cualquier objetivo educativo y de aprendizaje propuesto por las instituciones educativas, cada una en particular. 

Pero más allá de todo esto, ¿será la práctica de la atención plena o mindfulness una solución adecuada para apoyar a los docentes y que ellos puedan sentirse animados a pesar de las circunstancias negativas y difíciles que están enfrentando? 

Según (Leanne, 2011) la atención plena y la meditación son estrategias que ayudan en gran manera a promover el bienestar en los individuos y ayudarles a desarrollar habilidades que les permita regular sus emociones. Los docentes pueden aplicar este recurso para autorregular las emociones causadas por la carga tan estresante que viene con la dinámica y la práctica de esta profesión. 

Se supone que una atención plena y un estado anímico adecuado y regulado puede ayudar a los docentes a centrarse de una mejor manera en sus estudiantes y de esa manera optimizar los procesos de enseñanza-aprendizaje y el rendimiento académico de ellos; a la vez que les permitirá vivir una vida en general más feliz y satisfactoria. 

Según un estudio realizado por (Clemente Franco, 2010) los docentes que practicaron técnicas de atención plena mostraron una reducción significativa de distrés psicológico en comparación con aquellos que no lo practicaron en el grupo de control. Según (Hulsheger, 2013) las estrategias de atención plena mejoran la satisfacción laboral y ayudan a evitar que las personas que trabajan en profesiones que generan niveles altos de distrés, como la docencia, sufran del síndrome de burnout o caigan en depresión, ya que estas estrategias están desarrolladas para que las personas mejoren y regulen sus niveles emocionales y cómo se enfrentan ante situaciones complejas, frustrantes o dolorosas.  

TE PUEDE INTERESAR: ENSEÑANZA EN LÍNEA -TIPS PARA DOCENTES

La práctica de la atención plena ayuda a cultivar cualidades positivas como la compasión y la empatía, lo cual puede funcionar de base para el desarrollo de habilidades sociales y emocionales que permitan optimizar la práctica docente. (CEUPE, 2020)

La atención plena es algo que los docentes pueden poner en práctica de manera informal o casual o de manera más formal, disciplinada o estructurada. El beneficio del mindfulness radica en la constancia, para un público latino caracterizado muchas veces por la falta de compromiso y disciplina es necesario desarrollar una metodología que permita crear un hábito permanente. 

Una propuesta educativa en este sentido debe determinar aquellas áreas o situaciones que están produciendo más distrés o burnout en los docentes. En particular, en estos tiempos de pandemia, se han podido identificar algunas como la tensión que supone el confinamiento, enseñar utilizando tecnologías poco conocidas, adecuar los currículos educativos al formato virtual, la complejidad de lidiar con estudiantes que no quieren conectarse o poner atención y aquellos que no se han tomado en serio lo que se está viviendo, las quejas de algunos padres de familia, la carga laboral desmedida, entre otras similares.

En este sentido se deben utilizar primeramente evaluaciones, que permitan exponer los niveles de autocompasión que cada uno de ellos tienen, para que puedan hacer conciencia también de la situación que están viviendo y cómo están gestionando sus emociones. 

Identificar las áreas que están generando mayor distrés e identificar qué tanta compasión y amor se tiene por sí mismo, va a permitir sin duda que los docentes encuentren un sentido profundo a la práctica del mindfulness y puedan llevarlo a la práctica de una manera disciplinada, y dependiendo de los resultados considerarlo como algo que agregar al estilo de vida de cada uno, hay mucha evidencia del aporte del mindfulness y la atención plena en las personas, sin embargo, si las personas no entienden el por qué o la necesidad de por lo menos darle una oportunidad a estas técnicas nunca se van a producir cambios. 

TE PUEDE INTERESAR: ENSEÑANZA EN LÍNEA EN TIEMPOS DE CRISIS

Dicho lo anterior podemos inferir, que hay una alta probabilidad de que los docentes no estén identificando aquellas áreas que están generando más distrés, es primordial identificar las causas primero y determinar cuáles pueden ser erradicadas antes de dejar todo en manos de una sola técnica, recurso o actividad. De no hacerse así, pueden llegarse a permitir cada vez más situaciones de estrés que haga más complejo que técnicas como la atención plena pueda apoyarles; esto es, sin embargo, una suposición que habría que investigar más en detalle. 

La metodología recomendada, es la de llevar los conceptos más elementales de la atención plena a la práctica, generando y proponiendo actividades que pueden desarrollarse de una manera sencilla pero igualmente potente. 

En este sentido, encontramos una serie de pasos propuestos, que pueden ayudar de una gran manera a empezar a incorporar el recurso de la atención plena, de una manera paulatina pero firme, donde los docentes puedan, de una manera sencilla y práctica, desarrollar un hábito que les permita lograr los objetivos propuestos. 

Se deben establecer tiempos para compartir las bondades del mindfulness, la evidencia científica y empírica, ver testimoniales y de esta manera despertar la curiosidad y necesidad en los docentes. Como parte de la metodología, se debe invitar a que los docentes continúen practicando y haciendo ejercicios de atención plena para poder compartir, no sólo la teoría sino también la experiencia práctica, nadie puede exponer o recomendar algo como la atención plena a alguien, sin antes haberlo experimentado a profundidad y evidenciado los cambios en la vida cotidiana.

 

 

Referencias

Autocompasión, M. y. (s.f.). Mindfulness y autocompasión. Obtenido de Test de autocompasión: https://www.mindfulnessyautocompasion.com/test-autocompasion

CEUPE. (2020). Mindfulness en niños y adultos. Madrid, España.

Clemente Franco, I. M. (2010). Reducing Teachers’ Psychological Distress through a Mindfulness Training Program. The Spanish Journal of Psychology, 12.

Delgado, P. (28 de 08 de 2020). Observatorio de Innovación Educativa – Tecnológico de Monterrey. Obtenido de Burnout, el efecto de la cuarentena: https://observatorio.tec.mx/edu-news/burnout-docencia-familias

Germer, C. (2011). El poder del mindfulness: liberate de los pensamientos y las emociones autodestructivas. Barcelona: Paidós.

González, A. (ND). Mindfulness (atención plena o conciencia plena) Guía para educadores.

Hulsheger, U. (2013). Benefits of mindfulness at work: The role of mindfulness in emotion regulation, emotional exhaust, and job satisfaction. Journal of Applied Psychology, 310-325.

Institute, N. C. (14 de 01 de 2021). Distress. Obtenido de National Cancer Institute: https://www.cancer.gov/publications/dictionaries/cancer-terms/def/distress

Leanne, F. (2011). Teaching teachers about emotion regulation in the classroom. Australian Journal of Teacher Education, 1-11.

Leigh McLean, C. M. (2015). Depressive Symptoms in Third‐Grade Teachers: Relations to Classroom Quality and Student Achievement. National Center for Biotechnology Information. Recuperado el 14 de 01 de 2021, de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4428950/#:~:text=teachers’%20depressive%20symptoms%20were%20negatively,implications%20for%20policy%20and%20practice.

Napoli, M. (2004). Mindfulness Training for Teachers. SAGE Journals, 12.

Olivas, C. A. (2019). Escala de autocompasión (SCS): evidencias psicométricas iniciales en adolescentes de Lima. Revista Científica Digital de Psicología PSIQUEMAG.

Simón, V. (2006). Mindfulness y neurobiología. Revista de Psicoterapia.

Steindhardt, M. J. (2011). Chronic work stress and depressive symtoms: Assessing the mediating role of teacher burnout. Stress and Health, 420-429.

Zarate, D. O. (15 de 07 de 2020). Implementación de pausa activa como estrategia para la comprensión del lenguaje lógico matemático de los números fraccionarios en un grupo de quinto en Educación Primaria. San Luis, Potosí, Mexico.

SUSCRIBIRSE

Suscríbite para recibir en tu correo contenido pedagógico exclusivo. 

Te has suscrito exitosamente!

Share This
%d bloggers like this: